Automobile Barcelona, ejemplo de renovación de marca

30 mayo, 2019
30 mayo, 2019 Jose

Automobile Barcelona, ejemplo de renovación de marca

Automobile Barcelona acaba de celebrar la edición del centenario del conocido Salón Internacional del Automóvil, el mayor escaparate de las últimas novedades del motor en España.

Fira de Barcelona, entidad organizadora de este evento bianual, desarrolló una renovación integral de la marca. Querían evolucionar el concepto tradicional de un salón de coches, donde los vehículos se exponen y los usuarios pueden tocarlos, probarlos e incluso conseguir una buena oferta para adquirir uno nuevo. Básicamente, lo que se lleva haciendo desde hace un siglo.

Las razones para la renovación de la imagen son evidentes ahora, pero la visión se tuvo hace ya varios años: el mundo del motor está viviendo una revolución y, además de ofrecer vehículos cada vez más eficientes, las marcas tienen que ofrecer respuestas a las necesidades de conectividad y movilidad de los usuarios.

Eso explica el cambio de denominación de “Salón del Automóvil” a “Automobile”. Aunque la palabra ya existe en inglés o en francés, añadida a Barcelona da el juego que se necesita para aglutinar “automóvil”, “mobility” y “mobile”. El tipo de grafía, de contornos suaves y redondeados, los colores corporativos con esa transición del verde al azul e incluso el coche diseñado, que pasa de un diseño retro en el frontal a moderno en la parte trasera, con edificios emblemáticos de Barcelona en un segundo plano… Todo son detalles que simbolizan un tránsito paulatino y natural de una época a otra.

Cuatro claves que explican como fue el cambio de Salón del Automóvil a Automobile Barcelona:

  1. Planificación: conociendo de antemano la fecha del centenario, era importante que no hubiera interferencia entre este hito y el necesario cambio de marca. La nueva imagen se lanzó para la edición de 2017, de forma que el público tuvo varios años para acostumbrarse a la nueva denominación.

 

  1. Evolución del producto: el automóvil está cambiando y el salón se ha adaptado a esos cambios para mostrarlos al público. Por eso, además de mostrar coches, en Automobile Barcelona se dieron charlas sobre la conducción autónoma, se pudo circular en un vehículo sin conductor o se mostró el primer coche volador del mercado.

 

  1. Modernidad sin renunciar al pasado: cuando una empresa presume de antigüedad, corre el riesgo de transmitir que no ha sido capaz de evolucionar. En Automobile han trabajado precisamente la idea de evolución del concepto partiendo de una buena base histórica. En su centenario, montaron una exposición retrospectiva de los 100 años del salón, y también un impresionante espectáculo inmersivo con sonido 3D en el que se proyectaron imágenes históricas y conceptos de futuro.

 

  1. RRSS: los medios de comunicación tradicionales como la televisión, radio y prensa escrita se hicieron eco del nuevo concepto que representa Automobile Barcelona. Pero el salón también impulsó como nunca las redes sociales, utilizando en cada una de ellas el lenguaje adecuado a sus respectivos formatos para mejorar su difusión en los canales más utilizados hoy en día por el gran público.

 

En Aftermarketing tenemos ideas para hacer realidad el cambio a tu negocio al que llevas tiempo dando vueltas. ¡Pregúntanos!

 

 

Contacto

Tu agencia de marketing online en Barcelona